DIAGNÓSTICO DE LA MIASTENIA GRAVIS

La miastenia gravis consiste en una enfermedad autoinmune de la conjunción neuromuscular, la cual se caracteriza por una debilidad muscular,  a nivel de los músculos estriados, que tiende a manifestarse posterior a la realización del ejercicio físico y que suele recuperarse luego del reposo. Algunas personas no están seguras de si padecen o no esta enfermedad, por lo que deben someterse a evaluación para confirmar el diagnóstico de la miastenia gravis, y es sobre esto de lo que hablaremos a continuación.

¿Cómo se lleva a cabo el diagnóstico de la miastenia gravis?

Si existen sospechas de que una persona puede padecer miastenia gravis, es importante acudir a un médico especialista que lleve a cabo el debido diagnóstico de la miastenia gravis y pueda confirmar o negar la presencia de la enfermedad.

Para ello, el profesional de la salud puede valerse de distintos procedimientos de exploración complementaria, entre los cuales se encuentran:

  • El uso de fármacos anticolinesterásicos: implica la prueba de endrofonio, en la cual se administra un medicamento conocido como Tensilon o, en su defecto, un placebo, para ayudar a determinar si se padece miastenia gravis o si se trata de alguna otra enfermedad del cerebro y el sistema nervioso.
  • Análisis electrofisiológicos: se pueden realizar el test de estimulación repetitiva o el electromiograma de fibra aislada.
  • Medición de anticuerpos antirreceptores de acetilcolina: suelen ser positivos en el 50% de los pacientes que padecen miastenia ocular y en el 75% de aquellos con miastenia extendida.

Cómo se lleva a cabo el diagnóstico de la miastenia gravis

¿Qué hacer frente al diagnóstico de la miastenia gravis si éste es positivo?

Una vez confirmado el diagnóstico de la miastenia gravis, el médico o especialista deberá indicar el tratamiento más conveniente para el paciente, con el fin de recuperar la firmeza del tejido muscular afectado, bien sea mediante la implementación de fármacos anticolinesterásicos, corticoides o distintos inmunosupresores, o bien puede recurrirse a la técnica conocida como plasmaféresis para tales efectos.

En algunos casos, puede recurrirse a la intervención quirúrgica, la cual suele ser la segundo opción más recomendada, luego de los anticolinesterásicos.

Como sea, consultar con el médico luego del diagnóstico de la maistenia gravis será siempre su prioridad.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…