SÍNTOMAS DE LA MIASTENIA GRAVIS


La miastenia gravis es un trastorno neuromuscular autoinmunitario, capaz de afectar el funcionamiento de los músculos y de los nervios que los controlan, provocando ciertas reacciones en la persona que la padece. A continuación, mencionaremos cuáles son los síntomas de la miastenia gravis y qué tratamiento puede ser empleado para su mejoría.

Síntomas de la miastenia gravis

Este trastorno en particular se caracteriza por ocasionar debilidad de los músculos voluntarios, mientras que los músculos autónomos, como el tubo digestivo y el corazón, no se ven afectados. Esta debilidad muscular puede tornarse aún más severa con la actividad física y tiende a disminuir con el reposo, involucrando una serie de síntomas tales como:

  • Incapacidad para respirar normalmente, como consecuencia de la debilidad muscular en los músculos de la pared torácica.
  • Problemas para masticar y deglutir, provocando a su vez asfixia, babeo frecuente, etc.
  • Incapacidad para hablar/modular correctamente.
  • Párpados y cabeza caídos.
  • Cansancio y fatiga.
  • Parálisis facial.
  • Alteraciones en la voz o ronquera.
  • Problemas de visión (vista doble).
  • Incapacidad para sostener la mirada.

miastenia gravis sintomatología

Tratamiento de los síntomas de la miastenia gravis

Afortunadamente, los síntomas de la miastenia gravis pueden tratarse y suprimirse por períodos de tiempo prolongados, tomando en cuenta ciertos cambios en el estilo de vida, los cuales implican lo siguiente:

  • Cesar la actividad durante todo el día.
  • Colocarse un parche para los ojos en caso de inconvenientes causados por la visión doble.
  • Evitar las situaciones de estrés y estar expuesto al calor.

Por otra parte, los síntomas de la miastenia gravis pueden ser tratados a partir de medicamentos, entre los cuales tenemos:

  • Neostigmina o piridostigmina, los cuales ayudan a mejorar la función neuromuscular.
  • Prednisona, azatioprina, ciclosporina o micofelnato mofetil, que ayudan a inhibir el sistema inmune.
  • Inmunoglobulina intravenosa.

Igualmente, puede aplicarse el procedimiento conocido como plasmaféresis, el cual puede resultar de suma utilidad para superar los síntomas.

Por último, puede llevarse a cabo una intervención quirúrgica para extraer el timo, la cual puede conducir a una remisión permanente o al uso disminuido de medicamentos, sobre todo si existe un tumor.

Si presenta los síntomas de la miastenia gravis, consulte con su médico o proveedor de la salud.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…