TRATAMIENTO DE LA MIASTENIA GRAVIS


La miastenia gravis es un trastorno neuromuscular y autoinmune que afecta la firmeza del tejido muscular, pudiendo implicar parálisis facial, cabeza y párpados caídos, entre otras cosas. Si bien no tiene cura, esta enfermedad puede mejorarse, obteniéndose períodos prolongados sin la manifestación de sus síntomas y es por ello que a continuación hablaremos acerca del tratamiento de la miastenia gravis, en qué consiste y qué consideraciones deben tenerse.

Tratamiento de la miastenia gravis

Una vez que se ha acudido a un médico o proveedor de la salud para confirmar el diagnóstico de la miastenia gravis, obteniéndose un resultado positivo, proceden a evaluarse distintas opciones para el tratamiento de la misma, considerándose principalmente las siguientes:

  • Uso de fármacos anticolinesterásicos.
  • Administración de medicamentos corticoides u otros inmunisupresores, tales como la prednisona, micofelonato, azatioprina o ciclosporina, que ayuden a inhibir la respuesta del sistema inmune.
  • Implementación de la plasmaféresis.

En un principio, casi siempre se recomiendan los medicamentos anticolinesterásicos como tratamiento de la miastenia gravis, pero puede darse el caso de que, debido a la no respuesta del cuerpo frente a la administración de los mismos, sea necesaria una intervención quirúrgica, la cual suele considerarse solo como segunda opción, una vez que se han implementado los fármacos antes mencionados y éstos no han surtido el efecto deseado.

De cualquier forma, siempre será necesario consultar con el profesional de la salud para obtener el tratamiento de la miastenia gravis más oportuno y efectivo, a los fines de mejorar el debilitamiento muscular propio de esta enfermedad.

Consideraciones para el tratamiento de la miastenia gravis

Consideraciones adicionales para el tratamiento de la miastenia gravis

Además de los tratamientos antes mencionados, para mejorar los síntomas de la miastenia gravis se aconseja efectuar ciertos cambios en el estilo de vida, los cuales pueden permitir continuar con las actividades cotidianas de manera normal. Estos son:

  • Permanecer en reposo todo el día.
  • Evitar situaciones de estrés.
  • Evitar la exposición al calor.
  • Utilizar un parche para cubrir los ojos si se presenta visión doble y la misma ocasiona alguna molestia.

Si usted o algún familiar padece este trastorno, no dude en acudir a su médico de confianza y consultar con él acerca del tratamiento de la miastenia gravis que puede implementar.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…